domingo, 10 de enero de 2010

VENAS ABIERTAS, UNA HERIDA TODAVÍA SANGRANTE.


LAS VENAS ABIERTAS DE AMÉRICA LATINA
Eduardo Galeano, nuestro compatriota-de la patria grande entiendase- publicó en 1971 el libro que le da el titulo a estas lineas. Se trata de un libro conmovedor, abridor de ojos, imprescindible para un Latino Americano y en estos momentos mas vigente que antes.
el libro es una colección de ensayos muy bien documentados sobre nuestra América, vista de una manera global, como una sola patria, como debe ser.
Eduardo nos habla de unas venas todavía sangrantes que dejan escapar la riqueza de nuestras tierras y por ende la vida de sus habitantes. Nos narra el padecer de una patria especializada en perder, de una región que "sigue trabajando de sirvienta" pero que "continúa existiendo al servicio de las necesidades ajenas, como fuente de reserva del petróleo y el hierro, el cobre y la carne, las frutas y el café"
conviene en este punto citar que el marco en que se escribe el libro es un capitulo de nuestra historia lleno de conflictos ideológicos, de enfrentamientos políticos, de golpes de estado como el que le toca al mismo escritor presenciar en su patria(Uruguay 1973).
Por estas situaciones políticas Galeano se ve forzado al exilio, siendo sensurado por los gobiernos militares de sudamerica, incluso en su propio país.
El libro hoy por hoy es un clásico, a mi pensar de obligatoria lectura para los latino americanos.
en su libro Galeano nos relata de "la pobreza del hombre como resultado de la riqueza de la tierra", de las fiebres que han plagado la frente de los hombres. La fiebre del oro, de la plata, del poder y cómo desde el "descubrimiento" mismo inicia la agonía de este continente.
En la primera parte del libro encontramos a nuestra profunda Honduras y Galeano nos recuerda que aquí vale mas una "mula que un diputado" y aunque eso aplicaba para los extranjeros de la época bananera, para nosotros actualmente continúa siendo cierto, pese a que nuestros padrastros de la patria -viles por cierto- ya no se venden al precio de una mula, siendo ahora su voracidad insaciable, continúa siendo cierto, para el pueblo pueblo una mula es mas útil que un diputado y por tanto mas valiosa.
En la segunda parte se nos sentencia que bajo los estándares insaciables "el desarrollo es un viaje con mas naufragos que navegantes", agregamos aquí que el mar donde hay tantos naufragos es la sangre de nuestra América, herida, casi agonizante que día a día sufre y se desnutre, se retrasa, se olvida y se pierde en la grandeza de su historia para enfrentar cada vez un presente mas difícil.
Nuestra América unida, es un territorio grande, un mercado inmenso, una probable economía de grandes dimensiones que pondría a temblar hasta al mas grande de los gigantes. Es mas conveniente tener un continente hecho paises que a un país formando un continente. Solo imaginarlo me produce escalofríos, un país desde México hasta el Cabo de Hornos, un sueño quizá pero un gran sueño.
El día en que nuestros gobernantes tengan la conciencia social, que sean gente común que tengan los pies sobre la tierra, que sepan lo que es caminar descalzo, que sepan lo que es bañarse con agua fría y a baldazos y que entiendan el maíz no como un grano sino como una herencia, el día en que los brazos ahora abiertos de América Latina se unan ese día las venas iniciaran su proceso de curación y aunque las cicatrices perduren el sangrado habrá cesado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada